Pero la muerte se suicida si me hipnotizas con tus pupilas. Gritame con los ojos,que se van a humedecer de felicidad.

jueves, 12 de abril de 2012

Utopía


No quieres hacerle daño, pero la pones en contra de él cada vez que tienes ocasión. La quieres, pero por encima de todo quieres que sea feliz, y no sabes sí algún día logrará ser contigo, lo feliz que fue con él./Tus bromas esconden tus mayores miedos, tus chistes tus mayores deseos./Quieres que lo deje: que se dé cuenta de que tú nunca la agobiarías, ni le harías el daño que él le está haciendo./Pero temes, que aún dejándole, nunca se dé cuenta de que en ti encontrará lo que tanta falta le hace./Llevas esperando este momento, si no me equivoco, meses ya, pero a la vez esperando que se alargue./Tú razón, tu excusa, siempre ha sido el que ella sea de él, y ahora que ves que por fin, tu oportunidad está a la vuelta de la esquina, o incluso más cerca, te contraes con cobardía. /Puto miedica que estás hecho./ Nunca se te ansío tan fácil ¿eh?/ Pues ahora lo tienes todo servido en bandeja, asique sigue como hasta ahora, conviértete en su hombro en el que llorar, róbale más de una sonrisa cada mañana, y siempre asegúrate de estar detrás en esos momentos en los que ella sienta que no pertenece con nadie./ Ríete de su estupidez y convéncete a ti mismo de que es la adecuada, de que un físico gana más que nada./ Y eso chico, cambia tus patrones, porque guiándote con miedo no llegas a ningún lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario